Cómo Fotografiar la Vía Láctea

por Juan Fernando Ramírez Mejía - Estudiante EDLatam - NYIP

Muchos colegas de EDLatam y del Instituto de Fotografía de Nueva York, probablemente ya habrán visto en la Red Interna mis fotografías, como las que aparecen en este artículo; y si no las han visto, se que se han encontrado alguna vez con fotos en las cuales aparece “La caprichosa” Vía Láctea, como yo la llamo.

Cómo fotografiar la Vía Láctea frecuentemente causa duda en muchas personas, incluso en fotógrafos,

sobre todo cuando aparece una persona en primer plano (como las que aparecen abajo), ya que aunque son fotografías reales expuestas en el momento, algunos se atreven a afirmar que son un montaje o foto-manipulación en PhotoShop. Pero lo que es cierto es que no se requiere de grandes aparatos como telescopios ni equipos especiales de fotografía, para poder lograr una buena fotografía de nuestra galaxia.

Antes de indicarte con detalle cómo fotografiar la Vía Láctea y lo que necesitas para que puedas hacer una excelente fotografía, quiero contarte mi experiencia, ya que en ella se sustenta el principal factor para poder lograr este tipo de fotografías.

Desde hace 1 año y medio comencé a apuntar mi cámara hacia el cielo sin saber en que lugar estaba y sin tener en cuenta el mes en el que estaba haciendo las fotos. Después de una profunda investigación, supe que la Vía Láctea es visible en mi país (Colombia) desde febrero hasta octubre. (Y en general en todo el hemisferio).

La fecha o temporada, el lugar, el clima y la poca contaminación lumínica son esenciales.

… “y pedirle a dios que no llueva ni esté nublado”.

© Juan Fernando Ramírez Mejía – Estudiante EDLatam-NYIP

Parece elemental, pero es necesario saber un poco de astronomía o en su defecto, tener una App en el celular que te muestre las constelaciones, preferentemente una que te muestran la Vía Láctea. En mi caso, compré la App “Star Walk”, ya que no sólo te muestra todo esto, sino también te avisa cuando hay algún acontecimiento astronómico y te indica hacia donde mirar para que no te pierdas cada detalle. ¡Listo!!!

Pero ahora, resulta que para lograr una buena fotografía estelar, debes estar en un sitio lejos de la ciudad, muy oscuro, ya que de otra forma la contaminación lumínica de ciudades e incluso de pequeños poblados, no te permite ver las estrellas, y si no las puedes ver, tampoco podrás ver la Vía Láctea. (Te recomiendo busques cuál lugar en tu región presenta menos contaminación lumínica.) En la siguiente liga, lo puedes hacer: http://goo.gl/178kyv

Una vez fuera de la ciudad, en un lugar aislado y oscuro, debes estar en condiciones climáticas favorables; en un lugar donde no llueva y que haya poca nubosidad y preferentemente, que no sea ni muy frío, ni muy cálido. El clima frío puede complicarte las cosas por la condensación de humedad en los objetivos de tu cámara, provocando menor nitidez si se llega a empañar el lente durante la exposición. En el clima caliente ocurre algo poco perceptible, te explico: como para realizar una fotografía de Vía Láctea requieres una larga exposición y un ISO elevado, que de por sí ambas configuraciones generan ruido en tu fotografía, al estar en una zona de clima caliente extremo, el sensor de tu cámara se puede sobre-calentar, generando aún más ruido en tu imagen. Si se presenta la combinación de éstos tres elementos de ruido, ya te imaginaras como queda la foto.

Equipo Necesario:

Pero vayamos ahora a lo que más nos interesa, el equipo necesario y la configuración de la cámara. ¿Qué necesitas?

Cámara, trípode estable (muy estable), disparador remoto o temporizador en la cámara, objetivo o lente gran angular o angular y en lo posible, muy claro o luminoso (que tenga una máxima apertura amplia – preferentemente 2.8 o menor). Yo utilizo una cámara Canon 6D (sensor “Full frame” o formato completo) con un lente Rokinon 14mm f/2.8 y a veces, un lente Tamron 24-70mm f/2.8. Pero créeme y como dije antes, no se requiere equipo muy caro para lograr una buena fotografía. Con el lente 18-55mm f/3.5 – 5.6 que viene con la mayoría de las cámaras, lo puedes lograr.

1.- Tiempo de Exposición

Lo primero que debes hacer es conocer cuál es el máximo número de segundos que puedes exponer tu fotografía para evitar el movimiento de las estrellas como resultado de la rotación de la Tierra, evitando que las estrellas salgan movidas como pequeñas rayitas y por el contrario, queden “congeladas”. Para eso vas a utilizar la “Regla del 500” o el número mágico de “500” y dividir dicho número entre la distancia focal de tu lente. Como podrás inferir, dentro mayor la distancia focal, menor el tiempo máximo de exposición. Es importante conocer este límite, ya que si expones al máximo de segundos permitidos, puedes reducir el ISO al valor menor y así, evitar la mayor cantidad de ruido posible.

En una cámara con sensor “full frame”, 24mm son 24mm, por lo cual, dividimos 500/24 y el resultado (en este caso 20.83 segundos), serán los segundos que vas a exponer. Si tienes una cámara de sensor APS-C “CMOS” (menor que 35mm), debes aplicarle el factor de conversión o “crop factor” de tu cámara, a la distancia focal que vas a usar. Por ejemplo: 24mm en cámaras Nikon APS-C, tienen un factor de conversión de 1.5, por lo que antes de realizar la división, debes obtener la distancia o longitud focal equivalente, multiplicando 24mm x 1.5 = 36mm; entonces tu cálculo será dividir 500/36 y el resultado (en este ejemplo 13.8 segundos), serán los segundos que debes exponer. Para Canon, el factor de conversión es de 1.6, por lo que en este ejemplo, 24mm x 1.6 = 38.4, y tu cálculo sería 500/38.4, es decir, 13.02 segundos.

© Juan Fernando Ramírez Mejía – Estudiante EDLatam-NYIP

La fórmula simplificada de tiempo de exposición es ésta:

Tiempo de Exposición ideal = 500/(longitude focal)/(factor de conversión)

2.- El ISO que vas a utilizar:

Ahora, debes calcular el ISO. Al igual que existe la regla del “soleado 16” para fotografiar la luz del sol en pleno día despejado, de la experiencia he podido llegar a una regla base para exponer la Vía Láctea, que si bien no siempre es perfecta por el factor de contaminación lumínica, es un buen punto de partida. La regla es la siguiente:

30 segundos, f/2.8, ISO 1600

Es importante mencionar que el ISO preferible es 1600 o 3200, pudiendo forzar hacia abajo un paso al igual que hacia arriba, por lo que el rango de ISO recomendado es de ISO 800 a ISO 6400. ISOs inferiores a 800 no captarán correctamente la luminosidad de la galaxia, e ISOs superiores a 6400 generalmente resultarán en fotografías con demasiado ruido.

Si deseas mayor claridad en el paisaje y objetos en primeros planos, utiliza el ISO 3,200. Para escenas más oscuras, 1600.

Si el tiempo de exposición ideal, después de aplicar la fórmula que explicamos arriba, excede 30 segundos (que es el tiempo máximo que expone tu cámara para tomas de larga exposición sin utilizar el “bulbo”), puedes ajustar tu ISO hacia arriba un paso y recorta el tiempo de exposición hacia abajo en la misma proporción (un paso), tomando como base la regla de ISO mencionada. Por ejemplo, si el tiempo de exposición ideal es de 45 segundos, puedes reducirlo a la mitad a 22.5 segundos, ajustando el ISO de 1600 a 3200. O puedes reducirlo 1/3 a 30 segundos, y subir el ISO 1/3 de 1600 a 2000.

Igualmente, si la apertura máxima de tu lente no es f/2.8, sino por ejemplo f/4, deberás utilizar como base la regla ajustada a su equivalencia, es decir:

30 segundos, f/4, ISO 3200 (cerramos diafragma un paso y subimos ISO un paso)

3.- Momento de tomar la fotografía:

La Vía Láctea se ve a simple vista si el cielo está totalmente despejado y si estas en un lugar oscuro, parece una nube y se ve completa. Lo más visible y también la zona más bonita y más imponente, es el centro galáctico, que en mi país se oculta durante los meses que van de octubre a enero.

Para comenzar, te recomiendo enfocar al infinito, apuntando tu cámara hacia el cielo donde te indique la aplicación o donde logres ver la nubecita que te digo, que se aprecia en forma de arco y ligeramente iluminada. Mas adelante, cuando logres tener una foto donde sólo se vea la Vía Láctea, puedes cambiar tu distancia de enfoque de infinito a la distancia hiperfocal de tu lente, para que compongas tus fotografías con primeros planos, es decir, usar el firmamento como fondo (enfocado) y aparecer tú, otra persona, tu automóvil, una piedra o lo que desees en primer plano, como los ejemplos que aquí te comparto.

© Juan Fernando Ramírez Mejía – Estudiante EDLatam-NYIP
© Juan Fernando Ramírez Mejía – Estudiante EDLatam-NYIP

4.- Iluminando primeros planos con Flash o Estroboscopios:

Estos primeros planos se pueden iluminar con flash, pero debes tener en cuenta que estás utilizando un diafragma de f/2.8, por lo que debes ajustar la potencia del flash en concordancia y si vas a componer con un paisaje en primer plano, habrá ocasiones en las que el flash no te dará la suficiente luminosidad para iluminar toda el área. Es ahí donde debes conocer muy bien el rango dinámico de tu cámara para que puedas rescatar en revelado, las zonas oscuras (las sombras). Si vas a posar en la foto, debes permanecer muy quieto durante toda la exposición, apliques o no un flash, ya que si no, quedaras como una mancha a manera de “fantasma”. Si no usas flash quedará una silueta negra y si usas flash, lo normal es que se vea un poco movida, pues difícilmente un ser humano puede permanecer totalmente inmóvil durante 30 segundos, por lo que parecerá como si fuera un montaje, ya que aunque el destello del flash resaltará los detalles, alcanzarás a ver una silueta negra alrededor de la persona, pues el destello del flash dura muy poco y no es una luz constante.

Suerte en tu próxima cita con mi modelo preferida… la “Caprichosa Vía Láctea”

Loading Facebook Comments ...

1 comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.