¿Cómo fotografiar aves en vuelo? – 4 tips

Capturar imágenes nítidas de aves en pleno vuelo es una de las técnicas más retadoras para fotógrafos de cualquier nivel.

Como cualquier tarea difícil, los resultados que se obtienen cuando se realiza bien, pueden ser muy gratificantes. Aquí te presentamos cuatro técnicas necesarias para lograr excelentes y hermosas fotografías de aves de manera consistente.

1. Considerando la velocidad a la que vuelan y/o se mueven las aves, la primera configuración crítica en tu cámara, es la velocidad de exposición o velocidad del obturador. El punto ideal para empezar, es 1/1000 s. Hay un poco de espacio aquí para no resultar comprometido, pero cualquier velocidad más lenta, logrará que las alas del ave no muestren otra cosa distinta, más que una mancha borrosa. Una vez que se ha tomado esta decisión de utilizar una alta velocidad, podemos ir a los siguientes pasos de nuestra ecuación de exposición y definir la apertura y el ISO.

2. Aunque una gran apertura, como podía ser un f/2 o f/2.8 permitirá que entre una gran cantidad de luz, resulta no ser ideal en la mayoría de las situaciones, especialmente de aves en vuelo. Piénsalo un segundo. Idealmente quieres una mayor profundidad de campo (no de toda la escena) pero si de toda el ave, y quieres que todo su cuerpo se vea enfocado y sobre todo, nítido. Algunas aves, como los pelícanos o el águila blanca por ejemplo, tienen grandes cuerpos que abarcan varios centímetros y a veces metros, entre el punto más cercano a la cámara y el más distante. Por lo tanto, es más recomendable utilizar una apertura de f/5.6 para mantener toda esa distancia enfocada. Esta apertura es lo suficientemente amplia para que entre suficiente luz, y a la vez permita la profundidad de campo necesaria. Adicionalmente, fotografiando aves generalmente utilizarás un telefoto o un zoom con gran distancia focal, por lo que salvo que tengas un lente sumamente caro, probablemente tu lente de cualquier forma tiene como máxima apertura un f/4 o f/5.6.Habiendo elegido esta combinación de una muy rápida velocidad de exposición y una apertura ligeramente cerrada, es sumamente probable que el ISO deba elevarse (aunque esto tendrá una afectación en la nitidez o limpieza de la fotografía).Aún en un día plenamente soleado y tomando en cuenta que el sol expone al inverso del ISO en f/16 (ISO 100, 1/100s, f/16), el haber pasado de f/16 a f/5.6 (3 pasos) nos permite subir la velocidad los mismos tres pasos, de 1/100s al doble, es decir a 1/200, y uno más también al doble 1/400s y el tercero de 1/400 a 1/800 de segundo. Como verás, seguimos cortos de luz si empezamos en 1/1000, por lo que aún en pleno día soleado necesitarás un ISO 200.

Curso Completo en Fotografía Profesional
© Christian Kirk – Alumno EDLatam – NYIP
ISO 400 | 1/250s | f/9

El problema es que todos sabemos que las mejores fotografías se logran al amanecer o al atardecer, pero tratándose de aves, éstas suelen tener más actividad a tempranas horas de la mañana. Trata de empezar en ISO 800 o ISO 1600 y poco a poco ve reduciendo el ISO conforme el sol vaya subiendo.

Como puedes ver en la fotografía de la izquierda, aún utilizando f/9, nuestro alumno del Curso Completo en Fotografía Profesional del NYIP, Christian Kirk de Chile, no pudo lograr la profundidad de campo necesaria para enfocar todo el cuerpo del ave. El lente que utilizó es un 300mm.

Como puedes ver en la fotografía de la izquierda, aún utilizando f/9, nuestro alumno del Curso Completo en Fotografía Profesional del NYIP, Christian Kirk de Chile, no pudo lograr la profundidad de campo necesaria para enfocar todo el cuerpo del ave. El lente que utilizó es un 300mm.

3. Como todos los objetos en movimiento, utilizar la opción de enfoque en el punto central, junto con la opción de los modos C-AF o AI Servo, dará buenos resultados. Los puntos de enfoque de los extremos del recuadro son más difíciles de ajustar en forma rápida y no son tan sensibles (en la mayoría de las cámaras) como el punto central. Mantén el área de enfoque activo siempre encima del ave, con tu dedo presionando el disparador a medio camino para mantener activo el ajuste del enfoque que ofrecen estos modos antes mencionados. Esto permitirá a tu cámara dar seguimiento al ave mientras automáticamente sigue ajustando el enfoque en la misma. Esto funciona tanto para objetos moviéndose de izquierda a derecha (o de derecha a izquierda) como para objetos que se van acercando o alejando de tu posición.

4. Por último, en lugar de utilizar el modo de un solo disparo (“One Shut Mode”), utiliza el modo de disparos continuos para que puedas captar varios cuadros por segundo en el momento ideal.Es importante que al momento de presionar el disparador, continúes moviendo la cámara en la dirección y a la misma velocidad que el ave. No dispares y dejes la cámara fija, continúa con el movimiento natural con el que venías siguiendo el movimiento del ave durante la ráfaga de disparos.

Suerte en tu próxima sesión de fotografías de aves

Si deseas información del mejor Curso de Fotografía Online de la escuela #1 del mundo, ahora disponible en español, haz clic en el botón de abajo.

Conocer el Curso Completo en Fotografía Profesional  

Loading Facebook Comments ...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.